Parque natural Collados del Ason

Esta ruta es cien por cien recomendable en especial los laberintos. Poco conocida, digna de ver y disfrutar de la tranquilidad que en ella se respira. 

 

En esta ocasión os presentamos una ruta que transcurre por nuestra vecina Cantabria y nos la cuentan nuestros amigos de camper_lacaracola.

 

En el Parque natural Collados del Ason descubriremos rincones de insospechada belleza que no dejarán indiferente al visitante. Coordenadas GPS N 43° 11′ 41.24″, W 3° 35′ 51.64″ 

 

Comenzaremos la ruta en el aparcamiento de acceso al Parque Natural Collados del Ason, donde también nos será posible pernoctar. Desde aquí parten multitud de rutas, todas señalizadas menos los Castros del Horneo en los que deberemos tener cuidado de no perdernos en sus altos laberintos.  Esta ruta la podremos hacer en varias etapas si nos resulta muy duro caminar durante todo el día.  Castros de Horneo, Cabaña de Concinchao, Cañada del Silencio, Hazas del Respiradero, Vuelta la Colina, Hoyon del Saco. 

Este rincón de la cordillera cantábrica localizado en el interior de la zona oriental de Cantabria (Soba), en la cabecera del río Ason, es un macizo karstico con antiguos valles glaciares: Valle Glaciar de Bustalveinte, Valle glaciar de Hodojon, Valle Glaciar del Saco y el Circo Glaciar de Zucia. Bajo el suelo existe un importante desarrollo de cavidades subterráneas, que junto con el sistema Mortillano de la vecina Sierra de Hornijo también en el municipio de Soba, constituyen el Himalaya de la espeleología en España, bajo el suelo de estas montañas cántabras se encuentran tres de los cuatro sistemas cavernarios de más de 100 km de la península: 
Sistema del Mortillano 120000m 
Sistema del Alto Tejuelo 112000m
Ojo Gurueña 110000m Burgos lindando con Cantabria 
Sistema de la Gandara 108670 m 

Dentro de estos sistemas se encuentran también los pozos verticales con mayor caída de la península. También en estos macizos del Ason en Porracolina se ha descubierto el pozo con mayor caída vertical de España y el segundo de Europa. 

Al caminar por los Collados del Ason disfrutaremos de mágicos hayedos al pie de los farallones calizos y de espectaculares laberintos y cañones con estrechos pasadizos entre los altos paredones. También se podrán observar varias colonias de buitres leonados que nos vigilan desde lo alto. Jabalís y corzos habitan los collados y desde los últimos años también habitan tres manadas de rebecos que campean por los collados.  

 

Muchas gracias  a Javi, Mayte y Say de camper_lacaracola,  por mostrarnos esta ruta.

A nosotros nos ha gustado mucho y estamos deseando hacerla ¿y a vosotros? smile  

Si queréis conocer mas aventuras de camper_lacaracola , clicka AQUI

Y si queréis vivir una aventura así, no dudéis en contactarnos clicando  AQUÍ.